Estos días he estado en la cama con fiebre alta. Uno de estos días estuve sola en casa con Martí, que ya se había recuperado de sus fiebres. Su voluntad de cuidar y mimar me dejó impresionada: “tranquila mamá, yo te cuido”. Se tumbaba a mi lado y me acariciaba la cara, me besaba, se lavantaba y volvía con alguna cosa: “mama, te traigo un regalo”.
Con el móvil iba leyendo los comentarios que ibais dejando en el concurso que publiqué en Facebook, donde regalo una sesión infantil. Una chica comentaba el hecho de que le gustaría tener fotos con sus hijos ya que nunca sale en ellas. Tener fotos bonitas que reflejen lo que son nuestros hijos y lo que somos nosotros es tener un tesoro. Como soy yo siempre la que hago las fotos, también me cuesta tener imágenes con mi hijo. Pero de vez en cuando lo pido, ya que necesito tener guardados esos momentos y que no se escapen nunca.
_NUR2963_905